sígueme por Email

jueves, 18 de octubre de 2012

Embarazos, triple test, pruebas de SIDA, abogados, histerectomías y... ¿Qué cojones quiere decir esta prueba que ha dado positiva?


Hoy les voy a contar una cosa que nos ha pasado esta mañana a mi mujer y a mí, que creo que puede ser importante y útil para muchas personas, ¿a ver qué les parece!       
Hace unos tres meses nos llevamos la genial e inimaginable alegría de que estábamos esperando un bebito, ¡aquí está su primera foto!



                      
         ¿A qué sale guapo? Pues bien, empezamos todo el proceso de analíticas, serologías, visita a la matrona, ecografía… Salvo por la insensibilidad de nuestro médico de cabecera que, nada más llegar a la consulta y decirle que “estábamos embarazados”, nos dice, sin mirarnos a la cara, ‘¡Quieres abortar!... ¡Todo genial!  La semana pasada hacemos el llamado 'Triple screening' que consiste en coger una muestra de sangre y analizar un par de hormonas, con el fin de ver la probabilidad (riesgo) de que el feto tenga síndrome de Down, síndrome de Edwards o espina bífida. El protocolo consiste en lo siguiente; te sacan sangre, la mandan a analizar y, ¡SI NO TE LLAMAN POR TELÉFONO EN 1 SEMANA, TODO VA BIEN! Pero, ¡Si recibes una llamada de un teléfono raro y te dicen: “¡Soy la ginecóloga, ¿puedes venir a la consulta un momento?”, ¡ya sabes lo que hay!

      Pues eso, esta mañana, Leti, me manda un whatssapp al trabajo diciendo que ha recibido la fatídica llamada. La llamo… Está llorando… Me voy corriendo para casa y nos vamos a la ginecóloga. Gracias al iphone, de camino a casa busco la tasa de falsos positivos de la prueba, es decir, las veces que la prueba dando positiva, no se tiene la enfermedad- para este test es del 5%- y la prevalencia de síndrome de Down en España, es decir, de cada 10mil nacidos en España, cuántos lo tienen- la cifra que encuentro es de 7 de 10mil-. La idea consiste en ver la situación lo más coherentemente e intentar tranquilizar a Leti y a mí, en base a argumentos científicos.

       A priori, que, de cada 100 pruebas positivas, sólo 5 sean falsos positivos y 95 sean realmente positivas, es decir, que diagnostican realmente la enfermedad, no parece muy alentador, ¿verdad? Este es el razonamiento que, por desgracia, solemos hacer los médicos, pero ya les adelanto que ¡ESTÁ MAL! Yo lo aprendí hace unos cuantos años leyendo un libro sobre física, porque estas cosas no nos las enseñan en la carrera de medicina. 


      De hecho, hace unos cuantos años, el Departamento de Bioestadística de Harvard les pasó el siguiente sencillo problema de la foto a estudiantes de 4º de Medicina, a Médicos Residentes en formación y a Médicos Adjuntos con canas ahí abajo. ¿Cuántos cree que dieron la respuesta correcta? ¿Todos?, ¿casi todos? Cuando se lo diga, por favor, ¡No se ponga a llorar!
      

      De todos los encuestados, ¡sólo 2 de cada 10 dieron la respuesta correcta! Lo que quiere decir que, ¡La mayoría de los médicos no tenemos NI IDEA de qué significa esto de las pruebas diagnósticas y de cómo interpretarlas!- Por cierto, la respuesta correcta es 2% (¡1,8% para ser exactos!), por si quiere hacer usted los cálculos-. El problema está en que, al no saber 
interpretarlas, tampoco podemos explicarles a los pacientes qué significa que una prueba les dé
positiva o negativa y qué probabilidad tiene de tener, o no, la enfermedad en función del resultado de la prueba. 

      Volviendo a nuestra historia hago los cálculos necesarios en una hoja y a boli, para poder hacer una interpretación adecuada de lo que realmente significan esas cifras de 95%, 5%, etc. pero, como mi letra es una porquería, se los resumo en este gráfico.




Esa cifra tan desalentadora del 5%, en realidad, no lo es tanto, ya que, si pasamos todo a
frecuencias naturales y a las misma unidad de referencia- en este caso, 10mil embarazadas, ya que
es la unidad  a la que están referenciados los casos de Down- podemos ver que ‘la prueba da positiva en 500 (falsos positivos- Da positivo, aunque NO tienen Down-) + 7 (verdaderos positivos- Sí tienen Sd. Down-) = 507’. Por tanto, La probabilidad de tener un Sd. de Down cuando la prueba es positiva es: Verdaderos positivos dividido por el total de positivos: 7/507= 1,4%, es decir:
‘De cada 100 mujeres que la prueba les da positiva, sólo 1,4 tienen, realmente, un diagnóstico de Sd. de Down’


     Por suerte, cuando llegamos a ver a la ginecóloga, descubrimos que en el laboratorio de análisis clínicos, como la semana pasada había puente, procesaron la muestra cuatro días después e hicieron los cálculos mal. Después de la bronca que le ha echado la ginecóloga- que se ha portado muy bien, la verdad- al del laboratorio, han reanalizado la muestra y, ¡HA SALIDO NEGATIVA! 

     De toda esta historia, a mi me molestan y cabrean dos cosas: 
  • Lo de la llamadita, ¿cómo es posible que a todas las mujeres embarazadas les digan que si no las llaman todo guay, pero que si las llaman, la cosa está jodida? Lo lógico sería que citaran a todas- sea o no positivo el test- y ya en la consulta les dan la noticia, ya que, de la manera que lo hacen actualmente, generan una gran ansiedad en todas las mujeres. Ansiedad hasta que pasa la semana y no hay llamada o, ansiedad durante la semana, sumada a la ansiedad de la llamada y de camino hacia el Centro de Salud.

  • Haya puente, sea el cumpleaños de la abuela o el aniversario de boda, los Servicios Médicos deben estar cubiertos siempre, ¡Qué cojones eso de: 'Pensaba que como había puente, las embarazadas no se sacarían sangre...!



¡la insoportable 'in-numerancia' de los médicos!

       Papá, papá, ¿qué es peor, la ignorancia o la indiferencia? - ¡Hijo, ni lo sé, ni me importa! Esto resumen la actitud que solemos tener los médicos hacia las pruebas diagnósticas. La historia que les he contado es una tontería comparada con lo que pasó en Estados Unidos en 1987. Supongo que sabe que, cuando uno dona sangre, esa muestra se analiza para descartar que tenga el Virus del SIDA (VIH), entre otros. Lo que ocurrió fue que, de las miles de muestras de sangre que se analizan, algunas dieron positivo para VIH, y llamaron, por teléfono, a los afectados para informarles de que estaban infectados. De los 22 que les dijeron que tenían VIH- aunque en realidad no lo tenían- ¡SE SUICIDARON 7! tras la llamada.



       Esto, que no es ninguna broma, no es tan infrecuente ya que, si uno no tiene factores de riesgo para tener el virus- no es drogadicto, no tiene relaciones sexuales sin protección, etc.- la probabilidad de que tenga el VIH, cuando la prueba le da positiva es del 50%, es decir, 1 de cada 2. ¡No de casi el 100%, como algunos profesionales sanitarios creen! Le digo todo esto por si algún día le llaman a casa y le dan la fatídica noticia. ¡No se preocupe, recuerde esto y sáquese otra muestra de sangre para asegurarse!




      ¡Como puede ver, volviendo a hacer nuestro esquema de frecuencias naturales, las cosas son muy sencillas de entender y poder explicar! 

     Ahora que se está poniendo de moda el llamado diagnóstico precoz del cáncer de colon mediante el test de sangre oculta en heces. Ya le adelanto que si se lo hacen- yo no soy quién para recomendarle una u otra cosa- y le da positivo, tiene una probabilidad de menos de un 2% de tener realmente un cáncer de colon, es decir, de cada 100 que les da positivo, sólo 2 tienen cáncer realmente, pero todos se llevarán de regalo una bonita colonoscopia. 


        Todas estas cosas, intento enseñárselas a mis estudiantes y tuve el grandísimo placer de dar un taller sobre esto y otras muchas cosas que deberíamos saber los médicos en el Congreso Nacional de Estudiantes de Medicina, que se celebró en Murcia en abril de 2012 o así. Yo, siempre que explico estas cosillas, pienso que los estudiantes creen que, además de gilipollas, soy un pesado, pero me alegré mucho cuando descubrí que una estudiante de Málaga- y asidua lectora de este blog- en particular, y otros compañeros suyos, en general, al volver a su ciudad, han empezado a estimular su mente crítica y científica, a comprender que la medicina no es memorizar datos y datos y vomitarlos en un examen... Me alegré mucho cuando descubrí que había dedicado un post en su blog- muy recomendable, por cierto- a lo del congreso de Murcia, a la Dieta Dukan, a pensar críticamente, etc. ¡MUCHAS GRACIAS!


¡Tiene que operarse!...- “soy abogado, ¿seguro que tengo que operarme?”...- “¡NO!”



       Para terminar, le voy a contar una curiosa historia sobre la cirugía, ¡Qué la disfrute!  

    Gianfranco Domenighetti es economista y ha dedicado gran parte de su actividad investigadora al estudio de la variabilidad clínica y sus causas. Sus investigaciones revelan no sólo datos interesantes y curiosos, sino algunas prácticas repugnantes y antiéticas por parte de los médicos para con los pacientes.

            En un estudio, comparó la frecuencia con se realizaban siete intervenciones muy frecuentes (apéndice, amígdalas, hernia inguinal, hemorroides, vesícula biliar, extracción del útero y  legrado uterino) entre personas que presentaban la misma edad y un estado similar de salud, para ello dividió a los pacientes en dos grupos (médicos y no médicos), y demostró que, con excepción de la operación de apendicectomía (similar en ambos grupos), el resto de intervenciones se aplicaban con una frecuencia de un 33 % más en los pacientes no médicos. En un análisis más detallado, observó que en los sistemas sanitarios donde el paciente paga directamente de su bolsillo por los servicios médicos, los pacientes menos informados eran los que más se operaban y, que el grupo de abogados presentaba las mismas tasas de intervenciones que el grupo médico. Domenighetti concluyó que: “los abogados son pacientes de riesgo porque en el caso de que una operación escasamente indicada saliese mal, podrían defenderse mejor que los ciudadanos normales”.



        En otro estudio, sobre la tasa de histerectomías (quitar el útero) que se realizaban, descubrió que, las mujeres de los médicos y de los abogados eran sometidas a menos de la mitad de extracciones de útero que el resto de la población general. Las mujeres con seguro privado, tenían un 6% más de probabilidad de ser operadas innecesariamente. Además, las mujeres ginecólogo practicaban, de media, la mitad de histerectomías que los hombres ginecólogo. “Explotan a las mujeres para obtener beneficios personales o tomar algún tipo de “placer” con el procedimiento”, comentaba Gianfranco D. tras su investigación. 

     ¡Qué pase un buen fin de semana y...¡POR FAVOR, TENGAN CUIDADO AHÍ FUERA!








10 comentarios:

  1. Es para coger a la ginecóloga y matarla. Simplemente tendría que haber dicho que ha habido un error con los análisis y no daros el siete. Pero vamos, desde que mi endocrino me soltó que lo más seguro es que tuviese cancer de tiroides sin hacerle ni puñetero caso a la ecografia, me lo creo todo, todo y todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Paqui!! la verdad que puestos en la situación, se genera una angustia tremenda!! Por suerte todo fue una falsa alarma!! Ahora a seguir adelante y pronto a celebrarlo!!
      Besos

      Eliminar
  2. Fabuloso post. Y enhorabuena por todo. Me encanta tu estadística médica para dummies. ¡Vaya! ¿me ha salido el título de tu próximo libro?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pepe!! viniendo de ti es todo un honor y orgullo. La verdad que sí que podíamos hacer algo de estadística para médicos en plan sencillo (dummies) ;-)

      Un abrazo fuerte!!

      Eliminar
  3. ¡Enhorabuena! Si te parece bonita la eco de semana 12, la de semana 20 es para flipar (todavía recuerdo mis prácticas de Obstetricia; si no vi 80 ecos no vi ninguna...).

    Cambiando de tercio, es muy duro que los pacientes se lleven malos ratos por ignorancia del médico (aunque, si la ginecóloga es un poquito humilde, puede que aprenda la lección y actúe distinto con las embarazadas a partir de ahora). Yo hoy he estado historiando a un paciente, y al hacerle la exploración le iba explicando lo que era normal, ¡porque si no, se hubiese angustiado!

    ¡Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes toda la razón!! muchas veces no nos damos cuenta de que tenemos que explicarle las cosas de forma sencilla, porque si no, no sólo no los ayudamos, sino que les aumentamos la ansiedad y confusión!!

      A ver si entre hoy y mañana subo otro nuevo post!! espero que interesante y polémico...!!
      Bs

      Eliminar
  4. En primer lugar ENHORABUENA!!! pq la saga continúe...y, me ha gustado mucho tu blog (como siempre) y, estoy totalmente de acuerdo en que no hay festivos en los servicios médicos y además, me parece una verguenza el error por parte del laboratorio (todo hay q comprobarlo muchísimo y, es verdad, q errores tenemos todos pero pruebas como esta q te llevan directamente a una amniocentesis o biopsia corial, hay que tener mucho más cuidado, te lo digo pq yo soy analista y aunque tienes q validar muchas pruebas y tener en cuenta muchos datos...hay pruebas y pruebas) y, por supuesto el sistema de "la llamada" de la ginecóloga es lo más inadecuado que existe no sólo por la ansiedad de la llamada cuando existe pero si no la hay es que ¿todo está bien o se ha traspapelado mi análisis? como dices, todos deberían ser informados y, por último, como me gusta cdo escribes q los médicos no lo sabemos todo pq eso sí q no lo tienen claro muchos (de nuestros compañeros) y...es una pena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Cristina!!
      Cómo me alegra que te guste el blog y que aportes cosas, siempre interesantes!! Además de tener esa capacidad crítica y de reconocer nuestra incertidumbre para con la medicina porque, no muchos médicos somos capaces de reconocer estas cosas!!
      Seguimos en contacto!!
      Besos

      Eliminar
  5. Enhorabuena por el blog Alvaro. Si me lo permites, creo que sería interesante y muy enriquecedor para el blog que, cuando menciones algún artículo científico sobre los distintos temas que tratas,lo referencies, para que quién guste pueda profundizar más en lo que cuentas buscandolo por la referencia bibliográfica completa.

    Sería un buen modo de ganar coherencia en las ideas que transmites.

    Un abrazo, y sobre todo felicidades por el bebé que está en camino.

    Un colega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón!! iré poniendo la biblio!! además, es una de las cosas que siempre me gusta poder consultar cuando leo algo por ahí...
      De todas maneras, ni que decir tiene que, el que quiera más información de todo lo expuesto hasta ahora, no tiene más que pedírmela, bien por aquí o por mail!! Estaré encantado de ayudar en lo que sea necesario.

      Un abarazo fuerte!!

      Eliminar