sígueme por Email

viernes, 22 de febrero de 2013

¡'Mi vida sin Mí'... y los efectos secundarios de un Efecto Pigmalión MAL entendido! Experimento McDonald's Día 11 FASE 1

     

    Mi vida sin mí es la segunda película de Isabel Coixet, es una película dura y triste, por un lado. Y tierna y esperanzadora, por otro. 





   La película cuenta la historia de una joven madre, Ann (Sarah Polley) de 23 años, con una vida familiar complicada y con pocas expectativas futuras. Por un lado, tiene dos hijas encantadoras y un marido que la quiere. Por otro, una madre que odia al mundo y un padre que lleva 10 años en la cárcel. 

   Su marido está en el paro y ella trabaja de limpiadora nocturna en una universidad a la que nunca podrá asistir durante el día... Vive en una caravana en el jardín de su madre, a las afueras de Vancouver. 

  Esta existencia gris cambia completamente cuando descubre que le quedan unos meses de vida, al ser diagnosticada de un cáncer muy avanzado. Lo primero que decide es NO compartir con nadie la fatídica noticia con el fin de evitar que todos empiecen a apiadarse de ella y a hacer comentarios y suposiciones sobre su inminente muerte. 




      Lo segundo, y más importante- ya que es la trama de la película- es que decide hacer una lista de cosas que no había hecho nunca y que no quiere dejar de hacer antes de morir. Desde Cosas de lo más simple, pero con gran carga emocional y psicológica para ella, hasta algunas más complejas. Algunos ejemplos: 

        - Tener sexo con alguien que no sea su esposo.
        - Visitar a su padre en la cárcel..
        - Pintarse las uñas con colores estrafalarios y chillones.
      - Buscarle una nueva mujer a su marido, para cuando ella falte- este objetivo lo cumple con su vecina, Leonor Watling, que cuidará de sus hijas y su marido-.
        - Etc.

    Especialmente tiernas son las imágenes de Ann escribiendo cartas y grabando, en el coche, una cinta por cada uno de los futuros cumpleaños de sus hijas, ¡que no verá!, donde las felicita, les da consejos para la vida...




    Paradójicamente, cuanto menos vida le queda es cuando Ann más VIVE, más vitalidad tiene y más disfruta de La Vida... 



¿En qué punto estamos en la lucha contra el cáncer?

      Casi seguro que habrá oído que "hoy día se curan casi todos los cánceres, además de haber aumentado mucho la supervivencia de la mayoría de ellos". Por desgracia, esto no es más que una afirmación sin pruebas científicas que la respalden, ya que, si echamos un vistazo a los datos del centro de contención de enfermedades de Estados Unidos (CDC), podemos ver que, ¡desde los años 50, prácticamente la supervivencia por cáncer NO ha mejorado nada!, mientras que la supervivencia para el resto de enfermedades graves como infartos, neumonías, etc. se ha reducido espectacularmente. 



          A pesar de estos desesperanzadores datos, yo sí soy optimista con el cáncer, pero deberíamos de afrontar el problema seriamente, de una vez por todas, ya que, hasta ahora, parece que nos hemos preocupado más por el negocio que hay detrás del asunto que por los enfermos, tal y como afirma el Dr. Aggarwal, de la Clínica Andersen de Houston- donde van los famosos a curarse el cáncer- 



¡Razones para ser pesimista con el cáncer!    

   El efecto Pigmalión, en psicología, hace referencia al hecho de que ¡si a alguien que no destaca por encima de la media le hacemos creer que es muy bueno, automáticamente mejorará su rendimiento!

    En la lucha contra el cáncer podríamos considerar que sufrimos una especie de "pseudo-Pigmalión o efecto Pigmalión mal entendido" ya que, continuamente, nos están diciendo que hemos avanzado mucho en la lucha contra el cáncer... Y, esto puede llegar a ser contraproducente porque nos puede hacer reducir el nivel de alerta y el sentido crítico en cuanto a estudiar e investigar en cáncer y ver las opciones que pueden ser útiles para nuestros pacientes. Pondré varios ejemplos: 

    - Aunque muchos profesionales sanitarios creen que la quimioterapia es muy efectiva contra todos los cánceres; tanto las cifras de supervivencia que hemos presentado, como la revisión crítica realizada por el equipo del Dr.  Ulrich Abel, del Instituto de Epidemiología y Biometría de Heidelberg, en la revista Biomed & Pharmacother, que concluía que:
“No hay evidencia de que la quimioterapia mejore la supervivencia en pacientes con carcinoma epitelial avanzado (colon, mama, estómago, páncreas, pulmón etc.), además, muchos oncólogos toman como aceptado que la respuesta a la quimioterapia prolonga la supervivencia, una opinión basada en una falacia, no apoyada por los estudios clínicos”.


   - Las campañas de diagnóstico precoz nos dan la falsa sensación de que se curan más cánceres, cuando en realidad, lo que ocurre es que se diagnóstican antes, pero se llega al mismo sitio. 



¿Qué razones hay para ser optimista?

     1º.- Que las tasas de cáncer son muy variables entre países con diferentes formas de alimentación y distintos grados de obesidad.

     2º.- Si personas de países con bajas tasas de cáncer emigran a países con altas tasas de cáncer y adoptan las costumbres alimenticias del país donde van, sus probabilidades de padecer cáncer se igualan.

     3º.- En los países con menor frecuencia de cáncer, la probabilidad de su curación, una vez desarrollados, es entre 2 y 5 veces mayor que en los "supuestamente" países más desarrollados.
   
  4º.- El cáncer sólo se alimenta de azúcar, así que, si le cortamos el suministro aumentaremos las probabilidades de vencerlo.

     5º.- La mayoría de ideas que tenemos sobre qué alimentos son buenos o malos para el cáncer NO están reespaldadas científicamente, de hecho, con los datos científicos actuales, podemos afirmar que: 

   - NO EXISTEN EVIDENCIAS de que la fruta, verdura o fibra reduzca el riesgo de padecer cáncer.

    - NO EXISTEN EVIDENCIAS de que la carne contribuya a desarrollar cáncer.

    - LAS DIETAS HIPOCALÓRICAS Y/O LAS DIETAS BAJAS EN CARBOHIDRATOS, parecen tener un papel en la prevención y reducción en el riesgo de padecer cáncer. 


¡Cosas que deberíamos saber sobre el tratamiento del cáncer!

     1ª.- ¡NO hay que tener miedo a perder peso durante el tratamiento del cáncer!: Si la pérdida de peso durante el proceso cancerígeno es en base a grasa, no sólo no empeorará nuestro pronóstico, sino que mejoraremos el mismo, ya que, al reducir el tejido graso, reducimos la inflamación crónica, la resistencia a la insulina y parte del estímulo al crecimiento de las células cancerígenas, por tanto, las recomendaciones actuales en base a dietas hipercalóricas en base a féculas, frutas, panes y cereales integrales, etc. ¡NO deberían hacerse!



       2ª.- Existe una correlación entre la ganancia de peso y el desarrollo del síndrome metabólico; lo que contribuye, también a disminuir la supervivencia en cáncer y que se desarrolle con mayor facilidad, así, ¡Cuidado con seguir las indicaciones de comer para mantener el peso o ganar! Debemos centrarnos en mantener la masa muscular y reducir el porcentaje de grasa, lo que, probablemente nos hará perder algo de peso, pero estaremos más fuertes para luchar contra el cáncer. Otra de las desventajas de tener una gran cantidad de tejido adiposo es que este secreta factores hormonales que contribuyen a reducir, aún más, la masa muscular, lo que nos empeora todavía más las cosas.

    3ª.- ¿Cuál sería la estrategia nutricional óptima? Estudios clínicos prospectivos recientes parecen indicar que 
  las pautas nutricionales destinadas a reducir la resistencia a la insulina, la glucemia y la insulinemia, al tiempo que mejoramos la sensibilidad de la insulina se asocian a un mejor pronóstico en los pacientes con cáncer. Por tanto, deberíamos limitar el consumo de azúcares e hidratos de carbono y de las comidas que contribuyen a elevar la insulina y el azúcar sanguíneo. Y, EN CONTRA DE LO QUE HABITUALMENTE SE RECOMIENDA, ¡AUMENTAR LA INGESTA DE GRASAS TOTALES Y SALUDABLES Y DE PROTEÍNAS!


    Tal y como hemos comentado en otros posts y haremos en un post próximo, las dietas bajas en carbohidratos consiguen los 6 objetivos nutricionales de la figura de forma sencilla y mantenida, mientras que la típica dieta baja en grasas-rica en hidratos que se recomienda produce los efectos contrarios a los deseados.

  4ª.- Diversos estudios científicos han demostrado que el ayuno unos días antes de la quimioterapia reduce de forma muy significativa los efectos secundarios, tal y como se ve en tabla. 


        Pero, claro, ¡estar ayunando y encima someterse a la quimioterapia es muy duro! El efecto positivo del ayuno para la quimioterapia, parece que se debe a cómo responden, de forma diferente, las células normales y cancerígenas, a las concentraciones de IGF-1 y glucosa durante este periodo. ¡Pues resulta que las dietas bajas en hidratos parece que también tienen los mismos efectos fisiológicos que el ayuno, pero sin pasarlo tan mal por tener ganas de comer y no poder hacerlo!



 En resumen y  como decía Hannibal Lecter: 


"¡Primeros Principios, Clarice!"

    
1º.- Mantenga una actitud positiva, ría, salga con los amigos, diviértase, sea optimista. 

2º.- Pierda peso en forma de grasa y proteja su masa muscular.

3º.- Abuse de las especias, el té verde y otras fuentes de fitoquímicos, como son las setas, espinacas, brócoli, alcachofas, etc. 

4º.- Reduzca su ingesta de pan, cereales, féculas, frutas ricas en azúcares, pastas, arroces, bollería, etc. 

5º.- Haga algo de ejercicio diario. 

6º.- Intente reducir los azúcares e hidratos, al menos los 3-4 días antes de la quimioterapia. Además, el té verde y la cúrcuma reduce las nauseas y vómitos postquimioterapia y la toxicidad sobre las células normales. 


Pd: Mañana espero que sea sobre un tema menos emotivo y con tanta carga social como es este, pero considero que había que tratarlo porque una de las cosas de las que se le acusa siempre a la comida basura es del riesgo de producir cáncer y, tal y como hemos comentado, dicho riesgo no sería por la carne o las verduras de las ensaladas que ponen, sino por aquellos ingredientes que activan la resistencia a la insulina y alimentan el cáncer (azúcares e hidratos)... Así que, ¡¡me voy a comer otra hamburguesa...!! 

10 comentarios:

  1. Álvaro,
    Como bien dices,el tema del cáncer es muy emotivo y levanta ampollas porque todos hemos tenido o tenemos a seres queridos que han sufrido esta penosa enfermedad o que están intentando vencerla. En mi caso fue mi padre el que falleció producto de la misma.Desconocía totalmente la influencia que la alimentación pueda ejercer en el cáncer hasta que lo leí en alguno de tus dos libros publicados y hoy en tu blog.Me imagino que el hecho de alimentarse bien no es suficiente para estar vacunados contra la enfermedad, pero es obvio que puede resultar como una barrera protectora para impedir que las células malignas proliferen a su antojo. Con todo el tutorial que nos estás impartiendo desde luego que disponemos de diferentes claves para tratar de estar sanos, fuertes y protegidos. Es de agradecer y mucho que alguien dedique su bonito y preciado tiempo a divulgar tan magníficos conocimientos.
    No soy cinéfila, pero me maravilla ver como buscas la película idónea para cada publicación de tu experimento. Estoy deseando saber los resultados finales en cuanto a analítica y el peso ganado en los días que dure la misión. Hace unos años hice algo parecido a ti, viaje de vacaciones a EEUU, concretamente fueron dos semanas en las que me alimenté básicamente de fast food y fruta, ¡imagínate qué bombas de azúcares ! Lo cierto es que me moví muchísimo porque visité Disneyworld,Universal Studios, Sea World,etc.Fueron dos semanas en las que aproximadamente caminaba una media de 10 horas diarias, pero alimentándome del modo que te cité anteriormente.Resultado: cuando llegue a casa me pesé y había aumentado tres kilos y me sentía realmente en baja forma. En aquel momento fue cuando empecé a averiguar los efectos que una alimentación rica en HC puede producir en el organismo.
    En fin, no voy a enrollarme más. Sólo seguir alentándote, porque me parece fascinante tu periplo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aportación, Myren eres un encanto!! Es emotiva e inteligente!! Además, me gusta que cuentes tu experiencia con hamburguesas y fast food por tierras americanas... Es cierto que, a pesar de caminar tantas horas, es prácticamente imposible no coger peso con este tipo de dieta, además de sentirse inflado, superpesado...

      Besos y seguimos en contacto!!

      Eliminar
  2. Leí esta entrega a mediodía, y....me pues muy triste.
    Cuanta razón tienes con los controles periodicos, y el estres que suponen. Mira que el subconsciente lo sabe, y personalmente me hace olvidar las fechas, a pesar de no tener ningún problema. Pero te comen el coco con que hay que ir cada año, blablabla y....no voy, pero luego me siento culpable.
    Tus comentarios y las gráficas me han tranquilizado, en el fondo cuando me daba cuenta que la fecha había pasado, me dacía, si hay algo, ya aparecerá y espero que no aparezca nada. Pero cunado vas, hasta que te llaman o te mandan los resultados, Diossss, que mal se pasa!
    La peli de la Coixet...no la ví (normal en mi), pero me atrevo a decir que es una "fusilada". Hay una peli, "Cléo de 5 à 7" de Agnès Varda (1961), practicamente con el mismo tema, pero claro, tratado a la manera existencialista de los 60', blanco y negro, bastante maja, y de cierto impacto intelectual en la época.

    PD_ soy mala malisisma ;o), pero creeme Alvaro que no es mi intención echar por tierra tus metaforas cinéfilas. Creo que no hace daño a nadie, aportar mi granito de arena a la cultura cinematográfica de este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. QUÉ VA, Cezarina!! me encanta que aportes títulos de pelis más antiguas en las que posiblemente se han inspirado algunas de las que comentamos aquí... Está muy bien porque a los que nos gusta el cine, nos aporta nuevos títulos para poder ver!! Por ejemplo, Esencia de Mujer de Al Pacino, es un "remake" de Perfume de Mujer de Vitorio Gassman, ¡Y DA MUCHO GUSTO VER CUALQUIERA DE LAS DOS...!!

      Así que, SIGUE APORTANDO CON TOTAL LIBERTAD...!!

      BESOS!!

      Eliminar
    2. Que conste que el cine actual me gusta, casi todo, y no soy nostalgica por naturaleza. A veces los remakes superan el original y al revés, y si se puede ver las dos versiones es muy enriquecedor.

      Besos a ti y a tus chicas!

      Eliminar
    3. Exacto, Cezarina, mejor ver las dos versiones, enriquece más!!

      Besos!!

      Eliminar
  3. Hola Alvaro!! fantástico artículo, estoy totalmente contigo, las farmacéuticas solo quieren ganar dinero, de hacer una enfermedad mortal a una crónica...

    Que opinas de la terapia Gerson, se basa en verduras y zumos de fruta, fuera grasas y proteínas....!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Ana!!

      Gracias por ser tan activa en el blog y aportar comentarios y ánimos!!

      En cuanto a la terapia Gerson, he leído algo, desde el punto de vista de la divulgación, nada controlado científicamente y tampoco conozco a ningún paciente que la haya hecho... Parece que el Dr. Gerson tiene mucha casuística, pero la verdad que no te puedo decir. Hasta donde yo sé, lo de las verduras está muy bien, pero quitar las grasas saludables y las proteínas, no parece muy adecuado, además de que las frutas llevan mucho azúcar....

      Si consigo más información útil y contrastada, TE LO DIRÉ!!

      Besos!!

      Eliminar
  4. Hace unos años, más de 10, trabajaba yo en un centro veterinario donde además, se vendía comida de alta gama para perros y gatos. Además de la comida "normal" también existía la dietética enfocada a problemas de salud fueran alérgicos, renales, hepáticos y porqué no, oncológicos. Recuerdo aún que la comida oncológica contenía un alto porcentaje de proteínas y de grasas, pero no así de carbohidratos, en lo que era expectacularmente bajo. Lo que demuestra una vez más, es que no estamos parcos en conocimientos basados en la nutrición, sino supeditados a una industria farmacéutica, y que, en un sector donde los tratamientos en quimioterapia son escasos dados su alto coste, se recurre a la alimentación como modo de freno.

    ResponderEliminar
  5. Esta enfermedad se puede evitar , tomando todas las medidas de salud , los chequeos de rutina sin perder las citas , nos aferramos tanto a la vida y descuidamos , nos descuidamos nosotros mismos. Les aconsejo tener muy pendiente estos cuidados y mas si sabemos que puede ser genetico .

    ResponderEliminar