sígueme por Email

viernes, 8 de marzo de 2013

¡La diabetes a través del cine! Experimento McDonald's Día 10 FASE 2



        La diabetes, sobre todo la tipo 2- asociada a obesidad y síndrome metabólico- es una enfermedad muy prevalente en todo el mundo- Hoy día, existen más de 200 millones- y cada día se diagnostican casos nuevos- se han multiplicado por 6 los casos desde los años 80- y en gente más joven- la edad media del diagnóstico es en torno a los 40 años de edad, frente a los 60 años de los años 70&80- 

 A pesar de su frecuencia, ¿cómo se ha reflejado su existencia en el cine?

  La respuesta, ¡Regular y en muy pocas películas!

   Si repasamos, por orden cronólogico algunas de las más conocidas: 


1ª.- Nada en Común (1986)




 David Basner (Tom Hanks) es un joven ejecutivo y directivo publicitario de una gran empresa. Tiene una vida acomodada y con todos los placeres- sexo, ocio, dinero...- Pero, su sino cambia cuando su madre, cansada de la vida que lleva, decide abandonar a su marido- Max Basner- y vivir la vida... David, tendrá que cuidar de Max, jubilado, cascarrabias y diabético que no acepta su enfermedad y, por tanto, no cumple el tratamiento... Acabará con amputaciones de dedo y piernas, como consecuencia de las complicaciones de una diabetes mal controlada.

    Esta película, se basa en la experiencia personal de su guionista, que cuidó de su padre diabético hasta su muerte. Es una peli dura, pero, por desgracia, refleja una evolución muy frecuente de los diabéticos. Según la revista Lancet:

¡Cada 30 segundos se amputa una pierna en el mundo a consecuencia de la diabetes!

  Esta escalofriante cifra, ¿es culpa de todos los pacientes que se cuidan poco? ¡Creo que NO! Creo que hay pacientes que, efectivamente, no se cuidan nada y que otros muchos sí que lo hacen pero, ¡LAS RECOMENDACIONES QUE LES DAMOS LOS PROFESIONALES DE LA SALUD, muchas veces, NO SON LAS MÁS ADECUADAS!




2ª.- Magnolias de acero (1989)


 La película está basada en una obra de teatro de Robert Harling y se trata de una tragi-comedia, que cuenta la historia de 6 amigas de distintas edades, con sus particularidades.... La protagonista, Shelby (Julia Roberts) es una joven diabética cuya salud es muy frágil, por lo que los médicos le recomiendan no tener hijos. 

     Ella, desobedeciendo el consejo experto y a su madre, lo tiene, lo que le generará más problemas de salud y, por su puesto, con su madre...

    A lo largo de la película se puede ver una crisis hipoglucémica grave o la muerte de la protagonista por insuficiencia renal secundaria a su enfermedad. 

  
    Aunque la obra de Harling está basada en la muerte de su hermana en el quirófano, quizás retrata la diabetes desde un punto de vista demasiado dramático. A día de hoy, los diabéticos pueden desarrollar una vida normal y corriente, con ciertas precauciones y controles médicos, pero bien...



 ¡Magnolias de acero NO refleja el día a día del diabético! 

Así que... ¡Suspensa!


3ª.- El Padrino III (1990)





   ¡Todo el mundo conoce la trilogía del Padrino! ¿no?... ¿Qué...? ¡Qué NO la conoces...? PUES FUERA, A LA CALLE... USH, USH, USH...

 Aunque esta tercera parte es, con diferencia la peor, brevemente, Michael Corleone (Al Pacino) es el nuevo Padrino y, antes de morir- bien asesinado, bien de muerte natural- intenta que toda la riqueza y posesiones que ha amasado la familia con el negocio del crimen "se legalize". ¿Cómo? No, no es a través de Bárcenas, el PP y la amnistía fiscal...! Más fácil todavía, A través de la Iglesia... 



   La diabetes tipo 2 que sufre Michael es una parte importante de la película. Recordemos que lo ingresan en el hospital a consecuencia de una descompensación grave de su diabetes como consecuencia del estrés al que está sometido... Todos recordamos la mítica escena en la que Michael está paseando por unos jardines Vaticanos con un cardenal y, de pronto, tiene que sentarse porque comienza a sufrir un hipoglucemia, que tratan dándole de beber un zumo de naranja. A lo que Michael dice: "Cuando me estreso, me pasa a veces"... Finalmente, El Padrino muere, en soledad y, aparentemente, de muerte natural...

    Ya comentamos que el estrés nos sube el cortisol y, cuando hay cortisol elevado e insulina abundante- bien producida por el páncreas o bien inyectada- el lío que se forma es tremendo y la tendencia a acumular grasa- se sea o no diabético- y a las hipoglucemias- si se es diabético-, también!





4ª.- La habitación del Pánico (2002)




    Jodie Foster (Meg, en la peli) está recién divorciada y vive con su hija Sarah en una gran casa de la zona rica de New York. La hija, aunque es diabética, se la ve comiendo pizza rica en carbohidratos y coca cola normal- con gran cantidad de azúcar...- Una noche, 3 ladrones penetran en la vivienda para intentar conseguir un botín importante que, supuestamente está escondido en la casa. Meg, al oír un ruido, coge a la niña y se encierran en la llamada habitación antipánico- Habitación construida con hormigón y fuertes medidas de seguridad, comida, teléfono y servicio de cámaras, que aisla y protege al propietario de la vivienda en caso de robo- 

   Para desgracia de Meg y Sarah, lo que buscan los cacos está dentro de dicha habitación, así que intentan forzar la puerta, entre otras cosas, con el fin de que salgan... Pero no será ni las amenazas de los intrusos, ni sus tácticas lo que las haga salir... ¡¡¡SINO UNA CRISIS HIPOGLUCÉMICA DE SARAH...!!

  La peli continua con grandes momentos de suspense y acaba bastante mal para los malos y regular- por el trauma psicológico y el estrés postraumático- para Meg y Sarah...


       ¿La situación de la diabetes es tan mala como la  pintan las películas? 


¡SÍ & NO!

 ¡Sí, porque la mayoría de las recomendaciones nutricionales que damos, NI son adecuadas para controlar la enfermedad, NI previenen las complicaciones! Además;

 ¡Cuantos más carbohidratos recomendamos en la dieta al diabético, Mayor riesgo de hipoglucemias!. Y las hipoglucemias se relacionan con las complicaciones y la mortalidad a medio-largo plazo...



    ¡NO, porque sabemos lo que deberíamos hacer para mejorar el tratamiento de estos enfermos... Y NO ES, PRECISAMENTE, INFLARLOS A CARBOHIDRATOS, SINO REDUCIR SU INGESTA. 

     A reducir la ingesta de carbohidratos, ni ayudan las recomendaciones oficiales, ni las cadenas de comida rápida... Por eso debemos de mentalizarnos e intentar cambiar la cosa para que; 

                       - Ni al Padrino lo ingreses por hipoglucemia...

                       - Ni Tom Hanks tenga que sufrir...

                       - Ni Julia Roberts muera sin poder ver a sus nietos...

                       - Ni Sarah lo pase mal y al final tenga que ceder ante los cacos...

   Ya estamos en la cuenta atrás, quedan 5 días... y yo estoy lleno de energía, pero ya cansadísimo de comer todos los días la misma mierdaaaaaaaa...!! Echo de menos el pastel de pescado, la cúrcuma, el jengibre, los quesos, los boquerones, los revueltos de setas y huevos, las tortillas... 




3 comentarios:

  1. Ánimo Álvaro ya te queda muy poquito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jo, que susto después de como acabaste el anterior post y ver que este no aparecía. XD.
    Se te ha olvidado la mejor peli con diabéticos "Con Air" jijiji.
    Ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece encomiable que te curres estos posts tan alucinantes porque nos ilustras y nos diviertes a la vez y eso es una virtud extraordinaria.
    Es sencillamente fantástico.

    ResponderEliminar